Las siete calles más bonitas del mundo

Las calles que conforman el callejero de los pueblos y ciudades ubicados a lo largo y ancho del mundo son fieles testigos de las historias y las leyendas acaecidas en ellas, así como del ir y venir de sus gentes. Sin embargo, algunas captan la atención de quien las admira, bien por su belleza, o bien por las infinitas sensaciones que regala a quien las recorre. Esto las ha convertido en lugares especiales, que, desde luego, no pasan inadvertidos para los viajeros. Paseamos por algunas de las calles más bonitas del mundo.

1.Calles de Águeda (Portugal)

Fuente: Flickr.
En la época estival las calles más neurálgicas de esta ciudad lusa, ubicada al sur de Oporto, se transforman en un escenario merecedor de un cuento fantástico. ¿La razón? Los enormes y coloridos paraguas flotantes que, cual cielo, amparan a los viandantes, cobijándolos del incesante calor. Una techumbre muy singular, que ejerce de poderoso imán para las miradas más curiosas y también para los ‘instagramers’.

2.Calle del Mercado (Molivos, Grecia)

Fuente: Flickr.

Inserta en la isla griega de Lesbos, esta callejuela parece sacada de un pasado muy lejano. Comprensible, pues está cubierta por un bonito suelo empedrado y discurre jalonada, a un lado y a otro, de coquetas galerías de arte, tradicionales casas de pescadores y típicos cafés y tabernas, coronados con tejados rojos y adornados de macetas de colores.

3.Calle de la Compañía (Salamanca)

Fuente: Flickr.

Esta calle salmantina, que discurre por el corazón del casco viejo de la ciudad, es una de las más bonitas de España. La razón es que guarda algunos de los edificios más bonitos y valiosos de la ciudad como la Casa de las Conchas, la iglesia de San Benito o los conventos de la Madre de Dios y de las Agustinas. Además, es una de las más transitadas, tanto por los estudiantes, pues hay varias facultades cerca, como por locales y foráneos, quienes buscan disfrutar de las generosas y sabrosas tapas charras que ofrecen los numerosos bares que aquí se encuentran.

4.Via Margutta (Roma, Italia)

Fuente: Flickr.

Discurre cercana a la popular Piazza di Spagna y conserva un encanto innegablemente bohemio y romántico. Además, permite pasear por un escenario de cine, pues ejerció de decorado para la clásica película de los años cincuenta ‘Vacaciones en Roma’, protagonizada por Audrey Hepburn y Gregory Peck. Bungavillas, geranios, casas antiguas del siglo XVI o puentes improvisados decoran esta coqueta calle romana. Además, tiene el honor de haber sido el hogar de personalidades tan célebres como Federico Felinni.

5.Calle Larios ( Málaga)

Fuente: Flickr
Pasear por esta calle, eje vertebrador de Málaga, constituye el pasatiempo favorito de sus habitantes y también de quien la visita. Tiene una gran animación, la que le dan los numerosos comercios, tiendas, bares y restaurantes que aquí abren sus puertas. Además, es una de las más camaleónicas del callejero malagueño. Así, durante los festejos de su archiconocida feria, se adorna con una proverbial puerta, cuya inauguración constituye una gran fiesta; durante el verano, se cubre con toldos para hacer más liviano el persistente calor; y en Navidad, se viste de luces destelleantes y evocadoras.

6.Cais da Ribeira (Oporto)

Fuente: Flickr.
Este paseo luso discurre paralelo al Duero, constituyendo uno de los mejores miradores de la ciudad. Está decorado con coloridas casas desvencijadas, apiñadas sobre una larga retahíla de antiguos bares, tiendas y puestos de artesanías, que parecen precipitarse desde los riscos al río. En la época estival se abarrota de gentío, el cual acude a disfrutar de la animación que ofrecen los locales que allí habitan, a admirar las privilegiadas vistas que hay al puente Luis I o Vila Nova de Gaia o a tomar una de las embarcaciones que realizan los cruceros y travesías fluviales, pues zarpan desde este histórico barrio.

7.Gran Canal (Venecia)

Fuente: Flickr.

El Gran Canal articula Venecia a lo largo de cuatro kilómetros. Aunque el resto de los canales que discurren por la ciudad son innegablemente evocadores, lo cierto es que este es el más grandioso y bello. La razón es que está cruzado por monumentales puentes como Rialto o Descalzos, testigos del continuo trajín de vaporettos y góndolas, y adornado con antiguas librerías, viejas tiendas, museos, coquetas iglesias e imponentes casas nobles. Su recorrido constituye un paseo por la Venecia más bella y auténtica.

Fuente: www.publico.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *