Esto son los 5 lugares de la Sierra Ecuatoriana que debes visitar

Visitar y recorrer Ecuador es algo que todo viajero debería de hacer en algún momento de su vida, es impresionante las diversas opciones que te ofrece ya que tenés sierra, costa, oriente y las islas Galápagos. En el primero encontrás elevaciones montañosas increíbles, volcanes y nevados. Es la parte más fría del país.

Si preferís el sol, la arena y el mar, vas a la costa. Sus playas son un punto fijo para los turistas. El Oriente o Amazonía es para aquellos que gustan de la naturaleza, navegar en el río, comer hormigas con sabor a limón o en todo caso degustar los gusanos llamados chontacuros o, ver víboras, cocodrilos y demás en su hábitat natural.

Por último, pero no menos importante, tenemos la región insular o Galápagos, de seguro les suena el nombre por las tortugas. Y sí, es exactamente eso lo que ese maravilloso
lugar te ofrece. Ese pequeño paraíso ubicado a más de 900 kilómetros de las costas ecuatorianas cuenta con una fauna bastante singular.

Estos son los 5 lugares serranos que no podes dejar pasar por ningún motivo:

1. La Mitad del Mundo

La ciudad está ubicada al norte de Quito y es fácil de llegar en automóvil o bus. Para ingresar se paga alrededor de 8 dólares por persona, con ésta compra te entregan una pulsera con la cual tenés completo acceso a todos los atractivos turísticos.

Aclaración importante: Hay varios precios, desde el más económico que es de casi 4 dólares pero con limitaciones, literalmente, sólo te sirve para sacarte una foto en la línea que divide los hemisferios norte y sur. También tenés la opción de pagar 10 dólares por persona, que es también full pass con la diferencia de que te obsequian una barra de chocolate.

Entre los lugares para conocer tenés las viviendas ancestrales, la estación del tren, la plaza del cacao, el monumento ecuatorial, los pabellones culturales, el planetario. Además una de las actividades por realizar es la de equilibrar un huevo sobre un clavo y te dan un diploma si lo consigues, si alguna vez tuviste miedo de subir a la balanza ésta es tu oportunidad por que en ese lugar todos pesamos menos, te podes sacar esa duda de si cambia el sentido del giro del agua del inodoro dependiendo del hemisferio en el que te encuentres (si es que alguna vez la tuviste).

2. El Volcán Cotopaxi

El primer lugar al que fui cuando llegué aquí fue al Cotopaxi – que en español significa Cuello de Luna-. Imagínense que una paraguaya que para nada está acostumbrada a la altura (el punto más alto del Paraguay es el Cerro Tres Kandú con sólo 842 metros sobre el nivel del mar) tuvo la genial idea de subir el segundo volcán más alto de Ecuador con 5897 msnm. ¡Fue una locura!

Pero, si está en éste Top 5 es porque vale la pena. Habíamos ido con un guía llamado Jaime, quien nos cobró 15 dólares por persona. Realizamos varias paradas antes de llegar a lo importante, primero nos quedamos en el refugio Museo Mariscal Sucre, allí te muestran lo que fue la última erupción en el año 2015.

Luego nos quedamos en la laguna Limpiopungo, en donde la belleza natural invita a sacar fotos. Y por fin, el majestuoso volcán. Jaime estacionó su camioneta y nos dio dos opciones de camino, uno recto y bastante empinado y el otro en zigzag. Ni idea de por qué pero optamos por el segundo. Si no están acostumbrados a la altura lleven agua, bebidas isotónicas, chocolates, caramelos y mucha energía porque ahí nomas ya estás a 4.000 msnm.

Llegar al refugio José Ribas era la meta, estaba a 900 metros de donde nos encontrábamos. ¡Y llegamos! ¿Lo mejor de todo? Que subimos mucho más, fuimos a tocar y tirarnos en la nieve. No nos importaba nada. En síntesis, llegamos como a 5.200 msnm. Consejo: al momento de bajar, opten por el camino recto.

3. Volcán Chimborazo

Ya que estamos con el tema de los volcanes, les recomiendo el punto más alto de todo el Ecuador con 6.263 metros sobre el nivel del mar y el punto más alejado del centro de la Tierra, es decir, el punto más cercano al espacio exterior. La entrada a ésta maravilla es libre y gratuita, sólo es cuestión de dirigirte hasta la ciudad de Riobamba, seguir los carteles para no perderte y registrarte en portería, aclarando primero que sos extranjero para no llenar la planilla incorrecta.

Para acceder al primer refugio “Hermanos Carrel” podes hacer los 8 kilómetros en automóvil, manejando con mucho cuidado para no asustarte de las vicuñas que aparecen sorpresivamente e intentan cruzar de un lado a otro. De allí tenés como 45 minutos de caminata para llegar al segundo refugio “Wimper” (5.100 msnm), el sendero es arenoso y rocoso y pese a no ser tan empinado de igual forma pone a prueba tus pulmones.

Más arriba de Wimper existe o, existía mejor dicho, una laguna llamada Cóndor Cocha,
lastimosamente la misma se secó. Intentamos continuar, pero sólo alcanzamos a caminar unos cien o doscientos metros más.

4. Laguna Quilotoa

El pequeño pueblo de Pujilí tiene la suerte de tener una de las lagunas más hermosas e
impresionantes que vi en mi vida. La misma cuando recibe los rayos del sol se torna de un color verdoso y azulado, esto gracias a los minerales ubicados en ella. El acceso es libre y gratuito, hay comedores, hoteles y tiendas de artesanías. Hace bastante frío, por lo que les recomiendo ir con ropa abrigada.

Si te gusta apreciar la belleza de las cosas acercate al mirador y aprovechá para sacar fotos, filmar o lo que sea. En cambio, si querés aventurarte, te invito a que bajes hasta el cráter. Miren que bajar es una cosa, y subir es totalmente otra! Si el Cotopaxi fue difícil, aunque no lo crean, esto fue peor. Tienen la opción de pagar 10 dólares por una mula si es que no quieren esforzarse tanto al subir.

Abajo pueden acampar si gustan, hasta hay sanitarios y urinarios, también se puede alquilar kayak para hacer navegación sobre la laguna. Sólo les cuento que la subida te lleva como 2 horas, entre descanso y descanso, y por favor, lleven agua.

5. La Ciudad de Baños de Agua Santa 

Última opción, pero, mi favorita de entre todas. En éste lugar no tenés tiempo de aburrirte, hay de todo para hacer. Fuimos dos veces en lo que va del año y aún no pudimos recorrerla por completo.

Si sos un fan de los deportes extremos definitivamente éste es TÚ lugar: canopy, bungee jumping, rafting, escaladas, canyoning, downhill y la lista sigue. Yo soy una persona muy miedosa, pero me animé al canopy, y la experiencia de estar a quien sabe cuantos metros de altura, sujetada sólo por una cuerda, bueno ¡es genial!.

No todo es adrenalina, hay también un montón de puntos específicos que visitar. De los que ya tuve la suerte que conocer les recomiendo el Pailón del Diablo, la cascada más impresionante de la región con aproximadamente 80 metros, para llegar hasta allí hicimos un recorrido de alrededor de 20 minutos por un sendero perfectamente señalizado y rodeado de árboles. Se abona 1 dólar y 50 centavos por persona para ingresar.

La Casa del Árbol es otra alternativa, efectivamente, hay una casita que está construida sobre un árbol, ahora la curiosidad es que está ubicada en el filo mismo de una quebrada a un poco más de 2700 metros sobre el nivel del mar, de la misma “sale” un columpio de más de 7 metros de altura.

¿Querés subirte al columpio? Por favor hacélo, y gritá si es necesario. Te hamacan unas cinco veces, cada vez con más fuerza, y al último te hacen un giro para “salir bien en las fotos”. Además tiene un mirador, una tirolesa y otro columpio, más grande, más alto y más mortífero.

Saliendo de allí encontras el “Columpio Extremo”. Ya les dije que mi corazón no da para tanto, pero me subí igual, te balanceas en el vacío, a una altura de 12 metros más o menos, el primer impacto es súper duro, ya para el tercero como que empezás a disfrutar del momento. Precio: 10 dólares por persona.

El Eco Zoológico San Martín es una buena elección si tenés chicos, van a divertirse viendo a los cóndores, los tigres de bengala, ocelotes, águilas, oso de anteojos. Los adultos pagan 3 dólares, los niños 1 dólar. En frente hay otro zoo con animales “más exóticos” como leones africanos, llamas, reptiles.

Fuente: Intriper 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *