Hotel Soneva Jani, el último lujo de las Maldivas

Si pensabas que tus ojos no verían algo nuevo que  soñar  para vivirlo, Te equivocaste porque  Soneva Jani te sorprende con  el último lujo de las Maldivas.

Water-Villa-aerial-by-Marco-Fugazzola-1600x1000

Tumbarse al sol y desconectar en una isla a la que solo se accede por mar o aire rodeada de todo tipo de lujos es el sueño de casi todos. Soneva Janies el último de los hoteles construidos sobre el océano -abrió en diciembre de 2016- y en concreto en la isla de Medhufaru, una de las más grandes de las Maldivas y a sólo 40 minutos en hidroavión del aeropuerto internacional de Malé.

102148519
Inspirado por una palabra que significa «sabiduría» en sánscrito, Soneva Jani abarca una colección de villas sobre el agua y una villa en el interior de una laguna de aguas cristalinas, bordeada por paradisíacas playas y cubierta por una zona tropical.

Existen cinco tipos de alojamientos construidos sobre el agua y que cuentan con todas las comodidades como piscina privada con redes en catamarán, baño al aire libre y un tobogán de agua de la planta superior. Las más pequeñas constan de una habitación de 411 metros cuadrados mientras que las más grandes, de cuatro dormitorios, se reparten en 1.245 metros cuadrados.

Existe la posibilidad de alojarse en una auténtica mansión de cuatro dormitorios y 1.424 metros cuadrados con piscina privada con redes de catamarán, tobogán de agua, baño al aire libre y gimnasio, entre otros lujos.

Experiencias únicas

Alojarse en Soneva Jani no implica estar todo el día tumbado al sol por el contrario son muchas las actividades a las que se puede optar como por ejemplo navegar en busca de avistamientos de delfines -visitantes regulares en las aguas cercanas del complejo- o visitar isla Maghoodhoo o Kudafari en lancha y conocer la vida local de las Maldivas así como las mezquitas, hospitales, escuelas, cementerios y otros lugares importantes de la cultura local.

97614589

Para quienes prefieran mayor intimidad se puede optar por ir en lancha hasta una de las islas desiertas del interior de la laguna con una cesta de picnic, equipo de buceo, hamacas y sombrilla. Los amantes de los deportes acuáticos tienen la opción de bucear en un arrecife en el atolón Noonu.

En el interior del hotel se pueden ver las estrellas en un observatorio sobre el agua con un sofisticado telescopio que se eleva a través del suelo de la plataforma de observación con vistas perfectas del cielo estrellado. La cubierta está rodeada por cuatro mesas de comedor, en el que se puede cenar si se desea. Las mesas están equipadas con pantallas vinculadas a la vista desde el telescopio, que le permite cenar con las estrellas.

Son muchos los planes para parejas o familias que ofrece este complejo hotelero que fue inaugurado el pasado mes de octubre pero que no ha sido hasta diciembre de 2016 cuando ha estado operativo en su totalidad. La pega, es que como dice el anuncio, no tenemos sueños baratos, y esta experiencia cuesta desde 5.000 euros la noche por una villa de un dormitorio.

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *