15 excusas estupendas para visitar los parques naturales de Canadá

Si estás pensando viajar a Canadá y festejar con ellos el 150 aniversario del país, debes saber que para celebrarlo este año sus 47 Parques Nacionales son gratuitos. Y el segundo país más extenso del mundo ofrece una amplísima variedad de paisajes, desde playas de arena fina y aguas azules a las escarpadas montañas. Aquí te dejamos una lista de 15 excusas para visitar los Parques Nacionales de Canadá. ¿A qué esperas?

1. Banff, Alberta

El más visitado de todos los parques nacionales canadienses y principal destino turístico de Canadá. Al sur de las Rocosas Canadienses, en su interior se puede disfrutar de algunos de los lagos más hermosos del país, como el Peyto o el Moraine, o bañarse en sus aguas termales. Las siluetas de las impresionantes montañas nevadas envuelven todo el paisaje, en el que posiblemente sea el más bello de Canadá.

Parque Nacional de Banff

2. Jasper, Alberta

Al norte de Banff, este parque destaca porque el visitante se encuentra más en contacto con la naturaleza salvaje. Disfruta de un oso grizzly en tu camino al lago Maligne o camina sobre el glaciar Athabasca. Jasper mezcla la majestuosidad de las Rocosas con enormes extensiones de bosque boreal. La carretera que une las ciudades de Banff y Jasper puede ser una de las más espectaculares por las que conduzcas en tu vida.

Parque Nacional de Jasper

3. Pacific Rim, Columbia Británica

Un paisaje atípico en Canadá. Localizado en la Isla de Vancouver, a una hora en ferry de la principal ciudad de la Columbia Británica, este parque atraviesa un tupido bosque pluvial alternado con playas de fina arena y aguas cristalinas. Bordea la costa en un kayako realiza alguna ruta de senderismo, pasando de la sombra y la humedad de los bosques a mojar tus pies en el Pacífico.

Pacific RimCréditos Fotografía © Kevin M. Klerks / Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

4. Kluane, Territorio del Yukón

En la frontera con Alaska, el Territorio del Yukón alberga las mayores montañas del país. La Alaska Highway marca el límite entre una impresionante cadena montañosa y kilómetros de bosques. Adéntrate en algunas de las rutas durante algunos días y disfruta de glaciares, lagos helados y, si estás en forma, puedes caminar hasta llegar a ver el Monte Logan, el techo de Canadá.

Parque Nacional de Kluane

5. Bruce Peninsula, Ontario

A sólo tres horas al norte de Toronto, la costa del lago Huron revela agrestes acantilados y rocas con curiosas formas que parecen sacadas de alguna isla del Mediterráneo. Pero lo que más te sorprenderá será el color de sus aguas en verano, unos tonos turquesas que te harán pensar por un momento que ya no estás en Canadá.

Bruce Peninsula

6. Thousand Islands, Ontario

No sabemos si alguien se ha puesto a contar si hay mil islas o más, pero este parque ubicado en el río San Lorenzo está compuesto por numerosas islas, de diferentes tamaños, que forman mini bosques visitables en kayak, canoa o en alguno de los cruceros que recorren el parque. Pero, lo más curioso son algunas edificaciones, como el castillo Boldt, construidas tanto en el lado canadiense como en el estadounidense.

Thousand Islands

7. Fiordo de Saguenay y Parque Nacional Marítimo Saguenay-San Lorenzo, Quebec

Transpórtate a los fiordos noruegos o neozelandeses en Quebec, la provincia francófona de Canadá. El río Saguenay, un afluente del San Lorenzo, crea un cañón en el que los acantilados parecen cerrarse sobre ti, justo antes de desembocar en el parque nacional marítimo, una de las mejores oportunidades de ver animales como ballenas o belugas.

Fiordo de Saguenay

8. Archipiélago Mingan, Quebec

Otra vez el mar creando curiosas formas en las costas canadienses. Este conjunto de islas, localizadas en la zona quebequesa de la Península de Labrador, destaca por la erosión en las rocas arcillosa y la variedad de figuras que se han creado. Siéntate a disfrutar del golpear del mar en las rocas o visita a las focas que descansan en sus playas.

Archipiélago Mingan

9. Nahanni, Territorios del Noroeste

En la remota provincia de los Territorios del Noroeste, a mitad de camino entre las ciudades de Whitehorse y Yellowknife, este parque está dominado por el río Nahanni. Su imagen más reconocible son las cataratas Virginia, con el doble de altura que las del Niagara, pero también se puede disfrutar de escarpadísimas montañas o estrechos cañones en este poco visitado Parque Nacional de Canadá.

Parque Nacional de NahanniCréditos Fotografía © Derek and Beth Hatchard / Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

10. Fundy, New Brunswick

Al sur de la provincia atlántica de New Brunswick, la acción de las mareas marca el paisaje de la bahía de Fundy. Se dice que aquí están las mayores mareas del mundo (se han registrado diferencias de hasta 10 metros entre la pleamar y la bajamar), pero también tierra adentro se encuentra parte del encanto de este parque, con numerosas rutas que te llevan hasta impresionantes cascadas. Pero sin duda las Hopewell Rocksson su punto culminante.

Bahía de Fundy

11. Gros Morne, Terranova y Labrador

Cuando te sientes a observar el Western Brook Pond entenderás porqué este Parque Nacional de Canadá es uno de los más espectaculares del país. No sabrás si será por lo salvaje de su paisaje, por la altura de sus acantilados o por la mezcla del verde de los bosques con el azul del mar o sus lagos, pero desde luego entenderás que la ruta hasta llegar allí habrá merecido la pena.

Gros Morne

12. Forillon, Quebec

La Shiphead, punta más meridional de este parque de Quebec, será el punto culminante de una carretera que recorrerá la costa atlántica por encima de acantilados y calas donde disfrutar de las vistas al Atlántico. Si prefieres la montaña, no te preocupes: varias rutas atraviesan el parque de norte a sur, cruzándose en tu camino cascadas y pequeños ríos. Y si nada de esto te convence, siempre podrás contratar un crucero para ver de cerca las ballenas.

Forillon

13. Yoho y Kootenay, Columbia Británica

Minimizadas por los dos titanes que tienen a su lado (Banff y Jasper), estos parques suponen la extensión hacia la Columbia Británica de las Rocosas, por lo que prepárate para disfrutar de lagos espectaculares como el Emerald Lake (Yoho) o vistas como el Rockwall (Kootenay). Si te preocupa la saturación turística de los vecinos parques de Alberta, escápate a un lugar mucho más relajado y puede que igualmente espectacular.

Parque Nacional de Kootenay

14. Waterton Lakes, Alberta

Pocas veces un Parque Nacional de Canadá había estado tan ligado a la imagen de un edificio. El hotel Prince of Wales, en la unión entre el Alto y el Bajo lago Waterton (en realidad son un único lago), es la imagen más representativa de este parque que ofrece mucho más que una postal. Su cercanía al estadounidense Parque Nacional de Glacierlo convierte en una parada intermedia entre este y el Parque Nacional de Banff, al norte.

Waterton Lakes

15. Auyuittuq, Nunavut

Sólo unos pocos afortunados pueden llegar a este casi inaccesible parque en la isla de Baffin, frente a la costa de Groenlandia. Por eso lo dejamos en último lugar, para crear expectativas para los más aventureros. El nombre de sus montañas más reconocibles (Asgard, Odin, Thor) hablan de un paisaje casi místico, donde sólo unos pocos visitantes al año son testigos de uno de los lugares más espectaculares de Canadá.

Parque Nacional de AuyuittuqCréditos Fotografía © Peter Morgan / Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Fuente:Alejandro Daniel Díaz Triguero /blog Mochileo Low Cost.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *